Reformar un piso para alquilar

Cuando se tiene un piso que se desea alquilar y se quiere obtener dinero por él debe de estar en buen estado. Un piso que causa una buena impresión vale mucho más y no es solo el dinero que pueda dar todos los meses, es que también tendrá mayor demanda, estará mucho menos tiempo sin alquilar y se podrá seleccionar más a quién se le alquila, exigiendo unas garantías que no se pueden pedir si el piso no se ve en buen estado.

Para conseguir que tu piso cause la mejor impresión lo mejor es recurrir a empresas de reformas hogar para que le hagan un buen lavado de cara a la vivienda. Lo primero es reformar el baño y la cocina, ya que aquí es donde más se van a fijar. Un alicatado anticuado y pasado de moda, aunque esté en buen estado, estará bajando valor a la casa.

Un baño y una cocina modernos, funcionales y sencillos no serán excesivamente caros pero estarán mejorando mucho el piso. Una mano de pintura puede hacer el resto. Solo en caso de que los suelos de la casa estén muy deteriorados o de que busquemos realmente pedir una buena cantidad por la casa podemos pensar en cambiarlo. La tarima flotante es una opción que resulta muy bonita y que no cuesta demasiado dinero.

La empresa de reformas puede ayudarnos a ahorrar dándonos consejos sobre materiales económicos que pueden salir muy bien de precio y dar una imagen perfecta. Por ejemplo, se puede poner en la cocina un suelo de vinilo de pegar que es muy económico y ofrece una imagen impecable, imitando a materiales como la madera.

Si el suelo de vinilo es de calidad tiene una garantía de hasta veinte años, así que hablamos de materiales resistentes que pueden mantenerse bonitos para mucho tiempo. En el caso del baño es preferible invertir un poco más y colocar un suelo de cerámica ya que es donde más agua va a caer.

Una manera de ahorrar en el baño es colocando bañera en lugar de ducha, con una cortina moderna y bonita que aporte a la decoración del cuarto de baño. La gente que alquila es principalmente gente joven, por lo que no le dará tanta importancia al hecho de que no haya una ducha. Si la bañera se ve nueva y bonita puede quedar perfecta en el cuarto de baño.

Las piscinas cubiertas atraen clientes a los hoteles

En las ciudades con mucho turismo la competencia entre los hoteles es fuerte. En un mismo nivel de estrellas y en un rango de precios similar, hay que buscar siempre la manera de ofrecer algo diferente para que los viajeros prefieran un determinado establecimiento por delante de los demás.

Desde el punto de vista de los viajeros, todo aquello que se ofrezca a mayores, sin repercutir en un aumento de precio excesivo, es siempre muy bien recibido. Y una de las cosas que más suelen valorar es el que existan piscinas cubiertas que se puedan disfrutar todo el año.

En los buscadores de hoteles es fácil filtrar las preferencias de los clientes y las páginas que controlan dichos buscadores saben bien que las piscinas cubiertas son uno de los requisitos más solicitados. De este modo, sin importar el momento del año, el cliente puede darse un baño durante sus vacaciones o disfrutar con sus hijos de un rato en la piscina en las horas de más calor del verano, cuando salir a la calle es casi imposible.

Muchos hoteles tienen piscinas exteriores, pero la piscina cubierta tiene una gran cantidad de ventajas:

-Se utiliza todo el año. No importa si hace frío o incluso si está nevando. La piscina cubierta estará climatizada y a la misma temperatura todos los días. Para muchas personas la piscina es sinónimo de vacaciones y si hacen una escapada invernal todavía disfrutarán más de un baño que seguramente, no puedan darse habitualmente hasta el verano.

-Incluso si la piscina no está climatizada y solo se usa en verano, permite que los huéspedes puedan usarla en los días de lluvia o durante la noche, cuando es preferible estar ligeramente protegidos. Un mal día no tiene por qué arruinar las vacaciones, solo habrá que cambiar de planes y en lugar de salir, disfrutar de una jornada de piscina.

-Una piscina cubierta puede ser el primer paso para empezar a instalar servicios de spa y masajes. Una vez que se tiene la piscina y se ve que tiene demanda solo es cuestión de valorar convertir una parte en zona de baño y otra parte en zona de spa mediante la instalación de chorros de agua. Si se acondiciona una zona de cabinas para masaje se podrán ofrecer servicios extras muy demandados y sin necesidad de una gran inversión a mayores.